CASA OJOS DEL CIELO


Monterrey, México

UBICACIÓN

2019-En curso

AÑO

Proceso de diseño

ETAPA

Residencial

PROGRAMA

220m2

ÁREA


En un barrio abundante de estímulo, levita un monolito de hormigón blanco; su rostro arquetípico traza la silueta de una bóveda de cañón. Al abandonar el suelo libera un pórtico invisible que permite el acceso a Casa Ojos del Cielo.

Las áreas privadas se encuentran en la planta baja con el fin de protegerse del impacto directo del sol regiomontano. Los espacios se visten en tonos ocres y acogedores.

La recamara principal se extiende a un patio para darle al habitante el placer simple de despertar todos los días bajo la sombra violeta de una jacaranda. En el segundo nivel, al interior del monolito, se contiene el espacio social – el salón principal.

La bóveda de hormigón blanco guarda silencio en la lejanía. Se manifiesta con un gesto unitario y fluido que envuelve un lugar profundamente vacío de distracciones y estimulo externo. El ojo divaga y se pierde en la figura incierta; como si se flotara en el vientre de una nube de leche tibia y sanadora.

En los extremos del salón se abren dos ojos de cielo: Bajo el primero la jacaranda filtra la luz del día volviéndola violeta y difusa; y el segundo ojo proyecta un sol franco sobre el rojo vivo de una buganvilia.

Caja Ojos del Cielo es un refugio sensorial que incita en sus habitantes serenidad e introspección.

Equipo: Beto Frías